¿Qué es el estilo en la imagen personal y por qué es tan importante?
Estilo en la imagen personal
Tabla de contenidos

Estilo en la imagen personal

El estilo en la imagen personal es uno de los factores más importantes de la imagen que proyectamos, junto con él, tenemos a la expresión oral y la no verbal como aspectos críticos también. El estilo es el conjunto de rasgos particulares que caracterizan a una persona, es decir, su forma de vestir, de maquillarse, de expresarse, sus objetivos particulares, sus gustos, e incluso, su forma de vivir y su esencia.

Definir el estilo personal de cada cliente nos permite identificar con claridad cuáles son los aspectos positivos que se pueden resaltar, y cómo a través de su personalidad y estilo podemos potenciar su imagen personal.

De acuerdo con esto, lo primero que se debe tener en cuenta con el estilo personal, es que es un término completamente diferente a lo que se conoce por moda. Si bien estos conceptos van de la mano, no son lo mismo. Modas hay muchas, pero estilos sólo algunos.

Por lo mismo, hablaremos sobre la importancia del estilo personal en la asesoría de imagen.  Es clave para la consecución de los objetivos y metas de cada cliente, así como la expresión de la personalidad a través de su imagen.

Los estilos juegan, no son estáticos o rígidos. Por el contrario, pueden tomar ciertas características de otros estilos, por lo que el asesor de imagen debe usar todo su conocimiento para identificar cuáles le son favorables a su cliente según sus gustos, metas y estilo de vida.

¿Cuál es el objetivo al definir el estilo en la imagen personal ?

El objetivo de reconocer e identificar con claridad el estilo personal de un cliente, es poder obtener una imagen que conecte y desarrolle la personalidad, con los objetivos y la proyección que cada persona quiera tener.

Por esto, es ideal que las personas conozcan su estilo personal, para lograr una imagen prolija que transmita el mensaje correcto, sin sentirse disfrazado o poco conectado con su identidad y sus gustos.

Para definir el estilo personal de un cliente, debemos estudiar características puntuales de su personalidad, entorno y su cuerpo. Es decir, con los análisis de morfología, colorimetría y visagismo, podremos obtener información más precisa para comenzar a trabajar.

Sin embargo, cabe resaltar que un asesor de imagen estudia los factores internos y de relacionamiento social, para contextualizar el estilo personal y los objetivos de cada cliente. Es por ello que existen preguntas básicas que pueden brindarnos una idea de los gustos y estilo del cliente. Algunas de estas son:

  • ¿Cómo defines tu personalidad?
  • ¿Cuál es tu estilo de vida?
  • ¿Cuáles son tus metas laborales o personales?
  • ¿Cuáles son tus colores y prendas favoritas?
  • ¿Cuáles son tus hobbies y actividades sociales?

 

Aspectos a tener en cuenta para potenciar el estilo personal

Morfología o tipo de cuerpo:

Conocer el tipo de cuerpo de cada cliente resulta esencial cuando trabajamos en la imagen personal, ya que nos permite identificar cuáles son los cortes de prendas, colores, texturas y estampados que más le benefician a cada persona. Así mismo, nos da la posibilidad de saber qué partes del cuerpo deseamos resaltar o a cuáles se les quiere restar visibilidad.

Colorimetría:

El estudio de la colorimetría nos guía hacia el color y la temperatura del cliente (si su piel es fría o cálida) para definir varios aspectos: prendas, accesorios, maquillaje, tonos del cabello, entre otros.

Establecer la estación de colorimetría y la pantonera correspondiente, será de mucha utilidad en el momento de elegir los tonos que aportan luminosidad al rostro, y obtener más dinamismo y armonía en la imagen personal.

Una vez establecida la colorimetría, se puede comenzar la gestión de combinación de prendas y accesorios, creación de outfits, y adaptación de las prendas en tendencia con las básicas del fondo de armario.

Visagismo:

Cuando se realiza un análisis de visagismo personal, se pueden establecer cuáles son los rasgos, formas y facciones que son favorables en el rostro de cada cliente, y se establece la forma de potenciarlas a través del maquillaje, cortes y color de cabello.

Teniendo definido el estilo personal y el visagismo de cada cliente, podremos saber qué maquillaje y forma de llevar el cabello le quedan mejor a una persona para cada estilo, ya que, dependiendo de estos, el maquillaje puede ser más natural, más sutil, más elaborado o más sofisticado, según los gustos y estilo personal de cada cliente.

¿Cuáles son los estilos personales?

Podemos definir el estilo personal también, como la esencia de la imagen y personalidad en cada uno de nosotros. La misma que se actualiza, renueva y mejora a través del tiempo. El estilo va acompañado de la moda y las tendencias sin perder su sentido y definición.

Y si bien los estilos están catalogados por características específicas, cada persona puede tomar algún rasgo o detalle de otro estilo (que no sea el suyo propiamente), por lo que no necesariamente se debe encasillar a cada cliente. los estilos personales se clasifican de la siguiente manera:

  • Estilo clásico: En este estilo, predomina la elegancia de los colores blanco, negro y monocromáticos en su mayoría. Es un estilo muy sobrio que se caracteriza por cortes rectos y prendas clásicas o conservadoras. Tiene rasgos en su personalidad de sobriedad, responsabilidad y seriedad.
  • Estilo City chic: Este estilo es sofisticado, a la moda y elegante a la vez. Es un estilo que representa la seguridad, éxito y profesionalismo, lo que hace que siempre esté en tendencia. Tiene toques de innovación y sofisticación en sus prendas y accesorios, se atreve a jugar con diferentes colores y texturas armoniosamente.
  • Estilo Pure: El estilo Pure, se caracteriza por la sencillez y la comodidad en sus prendas. Se marcan prendas con telas vaporosas y ligeras en tonos cálidos y suaves. Refleja juventud, calidez y sencillez en su personalidad y en la forma de combinar sus prendas.
  • Estilo Creativo: El dinamismo, originalidad y seguridad pueden definir este estilo a la perfección. El objetivo es vestir diferente y mezclar prendas que le hagan único y diferente utilizando prendas de diferentes épocas y tendencias, predominando la mezcla de Vintage con básicos y tendencias.
  • Estilo Romántico: Es un estilo que refleja la feminidad, dulzura y delicadeza en su máximo esplendor. Se caracteriza por los encajes, tonos pasteles y texturas muy suaves, tanto en prendas como en accesorios. Este estilo se ve con frecuencia en mujeres de personalidad delicada, serenas, dulces y tiernas.
  • Estilo vanguardista: La originalidad y exclusividad son características de este estilo. A diferencia del estilo creativo, el estilo vanguardista no teme en ser excéntrico y experimentar con las tendencias y accesorios actuales de la forma más irreverente. Es un estilo que predomina en personas fuertes, excéntricas y en su mayoría artistas.
  • Estilo Glamoroso: El estilo glamoroso se caracteriza por la sensualidad femenina, con personalidades arriesgadas, confiadas y seguras. Se identifica por tener prendas ceñidas que impacten y se hagan notar, sin llegar a ser demasiado cargadas.

 

El estilo como un branding personal

Cuando una persona define su estilo personal y decide potenciarlo de la mejor manera, y con las herramientas adecuadas, puede proyectarse como una marca personal con sello propio y suficiente seguridad y actitud.

Hoy en día, en el ámbito social y laboral, lo que más llama la atención e impacta, es la imagen personal y la actitud. La misma que se puede perfeccionar cuando se define el estilo personal y se trabaja, para que el cliente esté cómodo, feliz y muy seguro de sí mismo.

Con esto nos referimos a una persona única, que deja huella y recuerdo a su alrededor y con las personas de su núcleo; ya sea laboral, personal o social. Obteniendo un reconocimiento especial por su estilo.

En DMimage, escuela de imagen personal, trabajamos día a día con materiales y estudios exclusivos para hacer de la imagen personal un estudio apasionante y diverso para nuestros futuros profesionales.

No tengas más dudas y matricúlate ya en nuestro curso de asesoría de imagen y conviértete en un experto al respecto

Más
Articulos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.